Puedes tomarte los tres. SHAKE ME!™ lo puedes consumir como alimento nutritivo en cualquier lugar por lo práctico, delicioso y fácil de preparar. Si te lo tomas después de hacer ejercicio, te servirá como bebida de recuperación y alimento para tus músculos, además fomenta mayor rendimiento. POWER ME!™ lo puedes consumir antes de 
hacer ejercicio para tener la energía necesaria para concluir tu rutina, durante tu rutina para hidratarte, o si lo deseas, al final para reenergetizarte. CLEANSE ME!™ es ideal también como bebida hidratante durante tu rutina de ejercicio, o simplemente como agua de uso durante el día.